DEVOCIONALES

COMPARTE A JESÚS

Pin it

En los últimos 15 años, una frase se ha convertido la bandera evangelística de la fe cristiana. “Id por el mundo y predicad mi evangelio”. Da la impresión que ser “testigos” de quién es Jesús, sin decir una sola palabra acerca de Él, se ha convertido en la forma en la que funciona la vida misionera actualmente.

Los pasajes de hoy nos dan una visión diferente de la vida de un Cristiano. Más que esperar que las personas noten su fe, el apóstol Pablo en Gálatas 1 declara en que Dios nos ha llamado, no solo para seguir a Jesús, sino también a hacer su nombre conocido. Su identidad como creyente está completamente envuelta en la misión de compartir las buenas nuevas de Jesús.

Compartir a Jesús no es secundario, es central.

La centralidad de esto es demostrada cuando Pablo alegó con la Iglesia romana, preguntándoles cómo van a saber las personas acerca del poder de Dios para salvación si ellos no abren sus bocas y hablan. Hablar del evangelio nunca fue opcional para los seguidores de Jesús. Es un desbordar de nuestro amor por El, y de Su amor por otros.

Si, la gente va a notar nuestras buenas obras y glorificará a Dios, pero la Biblia es clara en que la historia de la muerte de Jesús y Su resurrección es muy buena e importante como para dejarla como conjetura. Tenemos que compartir el amor de Cristo, y justamente el amor es el que nos mueve a hacerlo.

RSS
Facebook
Facebook
YOUTUBE
INSTAGRAM

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Log In or Create an account