DEVOCIONALES

SEGUIDOR Y ANUNCIADOR

Pin it

Si ya has sido seguidor de Jesús por algún tiempo, sin duda has oído de historias acerca de trabajos de misioneros en tierras distantes que eran previamente grupos de gente a quien nadie había alcanzado y a quienes un cristiano les llevó el mensaje de Jesús.

¿Alentador? Sí! Y posiblemente no.

Te preguntarás, ¿Qué población lejana puedo alcanzar? Si tan solo Dios me enviara a algún sitio como ese, entonces si podría ser un misionero y ver cosas asombrosas. Así como Isaías “Envíame a mi”

Tu y yo estamos donde necesitamos estar para compartir el evangelio. Tienes todo lo que necesitas para convertirte en misionero. Es tiempo de comenzar a hablar acerca de las cosas buenas que el Señor ha hecho por ti, allí mismo donde estás.

Piensa acerca de tu familia, tu urbanización, la escuela, universidad o trabajo en el que Dios te ha colocado, y pídele a Dios que te dé oportunidades de compartir sus buenas nuevas con las personas que tienes alrededor.

RSS
Facebook
Facebook
YOUTUBE
INSTAGRAM

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Log In or Create an account